Principios fundamentales

Principios fundamentales de la Colonia El Paraíso Verde

1. Buena voluntad común

Cualquiera es bueno con cualquiera.
Requisito básico para nuestra vida comunitaria:

Cada residente debe asumir que el otro es bueno con él. Aunque a veces no entendamos los razonamientos de los demás, suponemos que las acciones de nuestros compañeros provienen de un espíritu de buena voluntad mutua.

Cuando cuestionamos las acciones de los demás, lo hacemos sin desconfianza preconcebida y con una actitud abierta y de aceptación.

La confianza en esta mentalidad elemental de buena voluntad mutua es la base de nuestra convivencia.

2. Respeto mutuo

Nos respetamos como individuos. Todo el mundo tiene derecho a sus opiniones, sus filosofías y su fe, aunque no coincidan con nuestras opiniones individuales, nuestros puntos de vista o nuestra fe.

Valoramos y respetamos la disidencia -el “otro punto de vista”- como base de la ciencia y el progreso, así como una garantía de libertad para nuestras propias opiniones.

No invalidamos las opiniones, filosofías y creencias de nuestros compañeros. No los evaluamos ni los juzgamos.

Nos reunimos con los demás sin prejuicios.

Siempre nos relacionamos con respeto mutuo.

3. Comunicación y resolución de conflictos

Lo “hablamos”

La comunicación abierta y directa en caso de desacuerdos o preguntas es esencial. Hablamos DIRECTAMENTE con la persona que puede responder a la pregunta, resolver el conflicto o solucionar el problema. No hablamos del otro, sino que nos dirigimos principalmente al otro.

Abordamos los problemas con calma y lógica y hacemos lo posible por no contagiar nuestro mal humor o mal genio. Entendemos que controlamos nuestras emociones. Los demás no tienen la culpa ni pueden controlar nuestros estados de ánimo.

Al hacerlo, respetamos que cada persona tiene derecho a tener un buen día.

4. Prevención y aclaración de rumores

Somos conscientes de que la forma más rápida de destruir cualquier comunidad es la difusión de rumores.

Toda afirmación infundada, que parezca poco razonable, que no tenga fundamento o que plantee dudas sobre la integridad o las intenciones de las personas, los miembros del consejo o los fundadores, debe ser abordada directamente.

Cualquier calumnia difundida por un residente sobre la comunidad, los miembros individuales, el Consejo de Colonos, los fundadores y las sociedades patrocinadoras será rastreada hasta el autor para ser aclarada con todas las partes interesadas.

5. Fiabilidad

El apretón de manos – su palabra es su vínculo

Nos esforzamos por ser veraces en todas nuestras promesas y declaraciones. Nos esforzamos por mantener las promesas y por cumplir las que hacemos.

Si, por alguna razón imprevista, esto no es posible, elaboraremos soluciones alternativas directamente con la parte interesada, y con un espíritu de buena voluntad mutua.

Reconocemos los acuerdos verbales, pero confiamos en las formas escritas para los asuntos importantes, con el fin de evitar malentendidos.

6. Solidaridad

El espíritu de comunidad

Somos una comunidad, y por lo tanto nuestras palabras y acciones demostrarán nuestra afiliación con los demás habitantes de El Paraíso Verde.

Evitaremos declaraciones y acciones que perjudiquen, menosprecien o desacrediten a la comunidad, a los miembros individuales o a los empleados. Resolveremos nuestras diferencias dentro de la comunidad siempre que sea posible.

7. Libertad

La libertad personal se basa en el trato consciente de nuestros semejantes. La libertad total requiere una responsabilidad total por nuestros propios actos. Somos responsables de nosotros mismos como individuos y, por extensión, de nuestra comunidad y nuestro entorno.

8. Sentido común

Tendremos en cuenta todos los aspectos de la vida en todas nuestras acciones: las personas, los animales y la naturaleza.

Practicaremos el mayor grado posible de razón y prudencia al tratar con nuestro entorno.

No haremos nada que no queramos que nos hagan.

9. Independencia

Trabajamos -cada uno por sí mismo- para mantenernos lo más independientemente posible y para ganarnos la vida diaria independientemente de la comunidad.

Esto incluye la autosuficiencia a través de su propio hogar, pero esencialmente fomenta la autonomía de la comunidad.

10. Consideración y tolerancia

Mostramos consideración hacia los miembros de nuestra comunidad, nuestros vecinos paraguayos y hacia el medio ambiente. Con nuestras acciones consideramos las consecuencias para nuestros semejantes y nuestro medio ambiente.

Aceptamos la individualidad de los demás, y reconocemos el derecho de cada uno a ser “diferente”, siempre y cuando el prójimo no se vea consecuentemente limitado en su libertad.

11. Compasión

Tenemos compasión por los menos afortunados. Ayudamos desde una posición de fortaleza económica. Lo hacemos de forma voluntaria y autodeterminada, porque consideramos que es nuestro deber humano asumir la responsabilidad social. Al mismo tiempo, como comunidad nos cuidamos de no comprometer nuestra propia fuerza con una participación irresponsable en los casos sociales. Sólo así podemos ayudar eficazmente en tiempos de necesidad.

12. Confianza

Confiamos en que nuestros residentes sean honestos, sinceros y dignos de confianza. Cada persona es un ejemplo de honestidad, sinceridad y confianza.

13. Empleados y remuneración justa

Todos nuestros colaboradores son tratados con el máximo respeto independientemente de su nacionalidad. La calidad de las interacciones se basa en el respeto mutuo. Cualquier conflicto se trata directamente, sin tener en cuenta la cadena de mando. Entendemos que tenemos una relación simbiótica con nuestros empleados y nos esforzamos por conseguir un equilibrio laboral saludable de exigencia y estímulo. Respetamos los derechos de nuestros empleados. Siempre les compensaremos de forma justa, correcta y puntual, y de acuerdo con las leyes del país.

Nosotros, el pueblo de El Paraíso Verde, abril de 2020